La arcilla de los Urales proviene de las laderas occidentales al sur de la frontera entre la República de Komi y el Krai de Perm.